Torrent Closures | Apertura de nueva central en México para la distribución de tapas de seguridad
410
post-template-default,single,single-post,postid-410,single-format-standard,,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-16.6,qode-theme-bridge,qode_advanced_footer_responsive_1000,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.1,vc_responsive

Apertura de nueva central en México para la distribución de tapas de seguridad

La puesta en marcha de una central distribuidora en la capital de México, es una apuesta firme de nuestro grupo por mantener una presencia destacada en todo el país. El alto consumo de bebidas espirituosas y licores en México y el grave problema que genera la falsificación de bebidas, tanto para la salud pública como para la falta de recursos que deja de ingresar el Gobierno, ha impulsado la venta de cierres de alta calidad y precisión.

Nuestra distribuidora en México cuenta además con almacén propio. Esto favorece los costes en las ventas y aumenta la capacidad de respuesta de nuestras acciones comerciales en el país latinoamericano.

Ofrecemos una amplia gama de modelos de tapones irrellenables para el tequila, el mezcal y todo tipo de licores y espirituosos. El valor añadido de nuestros cierres pasa por la aplicación de los más altos estándares tecnológicos para asegurar los niveles de seguridad frente a la falsificación y el relleno.

Prácticas como la falsificación o el relleno son una realidad en muchos países latinoamericanos, llegándose a estimar cifras de hasta el 50% del volumen total, como es el caso de México  o Colombia, lo que presentan un enorme riesgo  para la salud del consumidor final, y unas elevadísimas pérdidas para el productor.

Para proteger tanto a nuestros clientes como al consumidor final hemos desarrollado e incorporado a nuestros tapones diferentes sistemas:

·       Tamper-evidence : Evidencian si la botella ha sido previamente abierta.

·       Antifalsificación : Permiten al consumidor saber si una botella en cuestión es o no una falsificación.

·       Irrellenable :  Impiden que, una vez vacía, la botella pueda volver a rellenarse con un producto de inferior calidad.